sábado, 10 de noviembre de 2007

Señor semáforo


Me conmueve mucho la historia de estos dos individuos. Con objetivos distintos conviven en un mismo edificio vertical y casi nunca se cruzan. Cuando uno quiere asomarse a la ventana comienza a titilar para avisarle al otro que se aleje del balcón. Pero ambos esconden una oscura necesidad de conocerse. El hombre de rojo, rudo y agresivo posee una admiración por el hombre de verde, ágil y extrovertido. Creo que se deben una charla.

4 comentarios:

Baterflai dijo...

Había un sitio que tenía como historietitas animadas entre el tipito de arriba y el tipito de abajo, que estaban buenísimas.
Perdí el link, ojalá ande por ahí en la red todavía la página.

Anónimo dijo...

¡ya te he dicho que te amo! Y ahora te digo que, creo, nos debemos una charla(como tu dices) como los señores del semáforo.
muas

Anónimo dijo...

No dejo de sorprenderme por las cosas de la vida que observás y reflejás en el blog...

Te quiero nene!

Y reconocé que estoy re responsable firmando :P

Marian

El Profe dijo...

Permiso, exquiusmi, primera vez que voy a decir algo aquí, de hecho he entrado varias veces... y me ha gustado mucho lo que he visto aquí. Lo de los señores del semáforo me encanto.
Cuando inaugure mi blog está cordialmente invitado.

El Profe.