sábado, 1 de septiembre de 2007

Cara de piedra

Siempre tuve la sensación de que Roca está conteniendo una sonrisa, disimulada por esa barba candado. Con una mirada a lo "ahí viene el 273, ¿lo tomo o espero la letra que me deja en frente de casa?" se hace el desentendido y posa para el billete de Cien Pesos, por el cual había habido una competencia feroz. Parece que las políticas tomadas por Roca lo convirtieron en el ganador de semejante galardón, y su rostro aún hoy no puede disimularlo.
Sarmiento se quedó con el segundo puesto protagonizando el oscuro billete de cincuenta. Lo sigue Rosas, que mira directo a cámara con una pose de galán de novela de Estevanez. En el de diez podemos observar un rellenito Belgrano, seguido en el billete de cinco por un San Martín que mira curiosamente hacia el costado. Es de aplaudir el jopito que se hizo antes de ser retratado. Por último quedó el anciano Mitre quien salió adjudicado con el billete de dos, que suele ser el billete que se arruga con más frecuencia, y por eso se lo ve a Bartolomé más viejito de lo que era.



Datito estúpido e innecesario: el símbolo del Peso Moneda Nacional se escribe m$n . Ja!

1 comentario:

solcita dijo...

yo no puedo creer como los peorcitos están en los billetes de valor mas alto.
Porque hizo una campaña al desierto!! siiiiii!!! pongamoslo en el billete con mas valor!!
(Es como si dentro de 50 años en un billete veamos la cara de CSM)
Y el pobre San Martin q se nos cruzó todos los Andes en camilla, eh?? le queda un sucio billete de cinco pesos (encima pesos!!!)...
Ahora digo... será como un tipo de psicología inversa en la cuál, poniendo a los "mejorcitos" en los billetes que vemos día a día, nos impulsan a investigar quienes son esos seres dignos de estar en un billete de 5 o 2 pesos??
Y.... quien estaba en los patacones?? eh??

No sé... son mas san martines los que veo que Rocas... eso seguro