martes, 25 de noviembre de 2008

El guardián entre el cemento

Sueño que me persiguen. Justo a una altura del partido en la que no se a dónde hay que salir corriendo.

5 comentarios:

El Profe dijo...

a veces cuesta despertar... y sabido que es un sueño es mejor enfrentarlos... aunque no es fácil darse cuenta.

¡Saludos, Chap!

unServidor dijo...

Si tuvieras a dónde, no sería persecución. Sería arreo.

Lenguas Vivas dijo...

Bueno. Si lo trasladas al plano de un partido de basket podés contar con la solicitud de tiempo muerto.
(2' distribuidos en los primeros cuartos, y 3' para los dos ultimos)


aaaaaaaah! el horror.
creo que ya estudie demasiado para el final de Deportes.



abrazo.

unServidor dijo...

¡FELICIDADES, CHAP!
Que la ausencia sea por estar disfrutando...

Anónimo dijo...

postea nene