jueves, 1 de mayo de 2008

Despojo

Ya perdí lápices, y fotos, y boletos. Cartas, palabras. Perdí ropa, plata, números de teléfono.
Y ha quedado tanto espacio. Tibio y cómodo espacio.

6 comentarios:

Baterflai dijo...

Parece una del Cuarteto de Nos!

El Profe dijo...

He perdido tantas cosas, las he vuelto a encontrar en algunos casos. En otros sólo me queda el recuerdo... un grato y emotivo recuerdo. Un abrazo

Chap! dijo...

Bat: Je, ahora no puedo parar de leerla con ese ritmo.

Profe: La memoria a veces es engañosa, y a veces es compinche.

Tina dijo...

Mientras no te pierdas vos, el resto es recuperable! De todos modos, soy una convencida de que toda pérdida -aunque duela- deja un espacio vacío que se llenará con algo mejor, mucho mejor.
Todo tiene su razón, nada pasa porque sí.

Le dejo un beso y espero que no lo pierda!

Anónimo dijo...

Hola. Buscaba una poesía y encontré este blog...
Perder y encontrar son partes de lo mismo: esa extraña dinámica de las cosas.
¿Quién sabe qué estaré perdiendo?
No lo lamento. Este blog me gusta.
Gracias.
Julia

unServidor dijo...

Te quedó mucho espacio... por suerte no perdiste la lustraaspiradora.
XD

Bueno, bromas aparte: sabés que me gusta lo que escribís (aún si no comento).

Un abrazo